Terapia familiar y constelaciones familiares

Carmen BerrueteVenimos a este mundo dentro de un grupo o una “constelación familiar”. De nuestros padres, abuelos y bisabuelos, no solamente heredamos el color de ojos, la estatura, o la forma de las manos, también se heredan patrones de conducta y, en ocasiones, un destino duro similar. Aunque nuestra cultura favorece que nos desliguemos de la red familiar, es innegable que estamos vinculados a ella con una gran fuerza que puede ser inconsciente. Así vemos que raramente los hijos se atreven a tener una vida más feliz que la de sus padres, como si se mantuvieran fieles a “la tradición familiar”.

En esta terapia, se trata de que la persona descubra estas ligaduras inconscientes, se abra a la realidad familiar y dé a cada miembro un lugar de dignidad y respeto. Con el uso de frases curativas y de la expresión corporal, se consigue interiorizar una nueva imagen de la familia que es mas sana para nosotros.

El trabajo de Constelaciones Familiares es un método terapéutico basado en la teoría de sistemas, que se aplica individualmente o en grupo. Ha sido desarrollado por Bert Hellinger como síntesis de un largo recorrido con otros enfoques terapéuticos que van desde el Análisis Transaccional, el Psicoanálisis, la Dinámica de grupos, la Terapia Primal o el Himnoanálisis.

Podemos a acudir a un taller de Constelaciones o a una sesión individual, cuando en nuestra vida hay problemas de relación con nuestra pareja, con los padres, con los hijos, cuando observamos en nosotros fuerte tendencias autodestructiva o sentimos que seguimos en nuestra vida un guión marcado de infelicidad, o también cuando tenemos duelos no resueltos.

Es sorprendente el cambio que se produce en nosotros cuando conseguimos resolver de corazón los viejos enredos familiares. Todo en nuestra vida fluye con más facilidad.

Carmen Berruete.

 

“Sin raíces no hay alas”.
Bertold Ulsamer