Paraguas para el alma

abr 11, 2012 by     2 Comentario    Categorías: Blog

Cuando llueve se me moja el alma y se queda mustia; he pensado hacerme un paraguas.

Esta Semana Santa pasada por agua en la preciosa ciudad de Oviedo, he aprovechado para dejar preparada una “tarea” que tenía pendiente y que es útil para esos días en que estamos tristes o las cosas no nos han ido muy bien.

IMG_3242aCuando estamos contentos y relajados podemos escribirnos a nosotros mismos una carta de apoyo. De esta manera, si tenemos un día malo se puede leer la carta y encontrar en ella alguna pista de qué podemos hacer para “enderezar” el día y acabarlo mejor.

Todos sabemos que en los días grises, es como si lleváramos puestas – casi atornilladas a las sienes- unas gafas negras. Estas nefastas ”gafas negras” hacen que no se nos ocurra nada que podamos hacer para estar bien, es más aunque salga el sol, lo vamos a seguir viendo todo gris y cuando los demás nos digan que las cosas pueden mejorar no nos lo vamos a creer. Pero quizás si nos fiemos de nosotros mismos, de ahí la importancia de escribir la carta de nuestro puño y letra.

IMG_3252aEn ella, además de poner palabras de apoyo tipo ¡TÚ SI QUE VALES! y añadir tus fortalezas, es bueno anotar las cosas PEQUEÑAS que nos hacen sentir bien como hacer un chocolate caliente, leer una novela de misterio, premiarte con un masaje relajante o ir a casa de un amigo a ver, otra vez, la película “Avatar” o el insuperable “Guateque” con Peter Sellers.

Creo que merece la pena tomarse unos minutos para escribir esta carta, un paraguas para el alma y un testimonio de que podemos estar bien.IMG_3250a

Qué bien se está en Oviedo con los amigos, Conchita y Tánger, Encarna, Carlos con su familia… y como me gustan las estatuas que hay por toda la ciudad.

 

De vuelta a Madrid en el alma brilla el Sol.

 

Carmen B.

2 Comentarios + Añadir comentario

  • En Oviedo, también se está agusto con vosotros. En la casa todo funciona mejor y hasta Tánger rejuvenece rememorando viejas compañías en paseos irrepetibles por aquellas montañas desde las que se tocaba el cielo…
    Los días siguen grises y la lluvia no cesa. A ver si desde “meteo” podéis enviarnos un poquito de sol. GRACIAS por TODO y besitos para los dos.
    Conchita

  • Hola Carmen, ya te veo por mi ciudad Oviedo. Espero que te haya gustado. A nosotros la lluvia ya no nos afecta tanto, sera la costumbre aunque hay mucho de mito tambien. Me ha encantado tu propuesta y tu blog. Estare atenta a tus entradas. Y si quieres visitar mi blog te dejo la direccion: http://vivirenlaluz.blogspot.com Un abrazo, Iciar

¿Tienes algo que decir? ¡Déjanos un comentario!

You must be Inicia sesión para comentar.